Como es un ordenador por dentro

Eso de que el saber no ocupa lugar es relativo, la realidad es que a la inmensa mayoría no nos interesa conocer el funcionamiento interno de los cacharros que utilizamos, como puede ser una tostadora, un secador de pelo o un portero automático. Pero de un ordenador, con el que interactuamos durante tanto tiempo y que realiza tantas funciones importantes a nuestro servicio, tenemos que conocer mínimamente su funcionamiento. Habrá circunstancias por las que no tendremos más remedio que llamar a un técnico, pero también otras que podremos resolverlos por nosotros mismos y para ello nos vendrá bien algunos conocimientos básicos.

No te asustes, no voy a saturarte con complejos tecnicismos sobre el funcionamiento interno de un ordenador, ni tampoco te aburriré con una larga y detallada explicación de cada uno de los componentes, como siempre, intentaré ser lo más simple y práctico posible. Presta mucha atención porque, lo que te voy a contar a partir de ahora, es tan importante como tu creas conveniente, ni más ni menos.

Lo evidente y como medirlo

La mayoría de personas queremos un ordenador rápido, que no se bloquee y en el que podamos almacenar en él muchos programas e información sin problemas. Es por eso que las magnitudes fundamentales en las que se mide los componentes internos de un ordenador son velocidad, fiabilidad y capacidad. Y la unión de todas ellas estimaran la potencia total del equipo. Esto es fundamental, puesto que nos ayudará a conocer comprender mejor el interior de un ordenador que, como si se tratara de una orquesta perfectamente sincronizada, todos sus componentes ejecutan una función, por pequeña que esta sea.

La placa base: El escenario donde se ejecuta la sinfonía.

Es una lámina, de un material parecido al vinilo, en la que están conectados todos los componentes electrónicos que forman internamente el ordenador. Algunos de estos dispositivos están soldados y otros se insertan en ranuras adaptadas para su conexión. Normalmente todas las placas base tienen ranuras de reserva para incorporar nuevos elementos que puedan aumentar la potencia del ordenador. Pero estos dispositivos extraíbles no pueden funcionar en una placa con la que no son compatibles, de hecho ni siquiera habría forma de encajarlos, esto sería lo mismo que intentar acoplar una bombona de butano a una vitroceramica eléctrica.

Procesador o CPU: El director de orquesta.

Se distingue claramente porque es el chip de forma cuadrada más grande que veremos en la placa base, el hueco en el que está alojado se llama socket. Actualmente se fabrican con varias unidades idénticas en su interior llamadas Núcleos o Cores y cada uno de ellos duplica la velocidad a la que realiza su trabajo, que por cierto se mide en hertzios (Hz).

El procesador se encarga de analizar y organizar toda la información necesaria para la ejecución de cualquier tarea que realicemos con el ordenador. Decide como se ejecutan los programas que utilizamos y coordina el trabajo de todos los componentes internos, así como de los dispositivos externos como el teclado, ratón, impresora, etc…

Memoria RAM: El atril para colocar las partituras.

La memoria RAM está instalada en una ranura de la placa base llamada DIMM y sirve como almacén de la información que necesita conocer el ordenador para realizar cualquier tarea que le exijamos. Estos datos le pueden llegar desde cualquier dispositivo internos o externos. Está directamente comunicada con el procesador, así este puede leer los datos imprescindibles para ejecutar su trabajo con gran rapidez. La información se almacena, sin un orden establecido, en las zonas libres de la memoria RAM y se volatiliza cada vez que apagamos nuestro ordenador.

Disco duro: El repertorio completo.

Es un dispositivo metálico, rectangular y el de mayor peso de todos. Está encargado de almacenar datos de forma permanente, procedentes de Internet, o de cualquier otro soporte como memoria USB, DVD, otro disco duro, etc… Además lleva instalado el sistema operativo, que es el programa que nos sirve de interprete para comunicarnos con la máquina de la forma tan sencilla que conocemos.

Desde hace algún tiempo los discos duros han sido sustituidos por unidades SSD, tienen la misma función, pero son extremadamente más rápidas guardando y transfiriendo información, además ocupan menos espacio, tienen un peso muy inferior y consumen menos que un mechero.

Tarjeta gráfica. La magia de las imágenes.

Es un dispositivo que va conectado a una ranura llamada de expansión o PCI y se encarga de realizar las labores necesarias para proyectar todo lo que aparece en la pantalla de nuestro ordenador. En la actualidad la Tarjeta Gráfica incluye un puerto HDMI que sobresale al exterior del ordenador y que sirve para conectarse con la pantalla.

La mayoría de procesadores actuales cuentan con un circuito en su interior que es capaz de hacer las funciones de la Tarjeta Gráfica, pero no pueden encargarse de procesamientos exigentes como los que requieren por ejemplo los videojuegos.

Fuente de alimentación. Energía para todos.

Es el aparato interno que convierte la corriente alterna, que es la que tenemos en los enchufes, en corriente continua que es la que utilizan los dispositivos electrónicos del ordenador. En el caso de los portátiles suministra también electricidad a la batería para que esta se cargue y alimente a los dispositivos cuando el ordenador no está conectado a la red.

Equipos de refrigeración. Aire fresco por favor.

Están compuestos por disipadores y ventiladores. Los primero son artefactos metálico que se encuentran en contacto directo con algunos dispositivos para extraerles el calor que los ventiladores sacan al exterior. Aunque no realizan funciones directamente relacionadas para el desempeño de un ordenador, sin ellos se calentarían demasiado y romperían en poco tiempo.

Más componentes. Los secundarios de la obra.

Hemos hablado de los componentes más importantes pero existen otros igualmente necesarios aunque con una labor de menos embergadura, normalmente están integrados en la placa base, nombraré los más conocidos para que te suenen, si es que no lo hacen ya, de aquí en adelante .Memoria BIOS, Memoria caché, Tarjeta de red, Tarjeta de sonido, Puertos USB…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba