Un océano lleno de oportunidades

World Wide Web

Estoy seguro de que has dicho muchas veces “Navegar por Internet” para referirte a realizar búsquedas y saltar de enlace en enlace entre páginas WEBs. Pues bien, no tengo más remedio que decirte que esta expresión es errónea y que la correcta sería “Navegar por la WEB”. 

No me malinterpretes, no me las quiero dar de listillo, en realidad esta incorrección, que yo mismo utilizo, no tiene ninguna importancia, en todos los idiomas existen miles de enunciados a los que les podríamos sacar pegas, pero me viene bien para empezar este artículo hablando de la diferencia entre la WEB e Internet, puesto que ambas están muy relacionadas, pero no son lo mismo. 

World Wide Web

Te lo voy a explicar de forma escueta y sencilla: Internet es un soporte para la interconexión de dispositivos digitales a lo largo de todo el mundo y la WEB es su servicio más utilizado. La WEB nace en 1992 y a partir de ese momento el ciudadano de a pie comienza a utilizar de forma masiva Internet, creada 30 años antes, he aquí el motivo principal de la confusión entre ambas. Si quieres conocer un poco más sobre Internet y su historia, puedes leer mi artículo «Todo un mundo paralelo para explorar».

Que es la WEB

La WEB o web world wide, es un conjunto de documentos, conocidos como páginas WEBs, a las que accedemos por Internet a través de direcciones únicas e irrepetibles llamadas URLs. Las páginas WEBs se interconectan entre sí por medio de enlaces. 

Por otro lado, al espacio donde se agrupan varias páginas relacionadas se le denomina Sitio WEB, este tiene un identificador llamado Dominio que es la primera parte de las URLs de todas páginas del sitio. Por ejemplo, en la siguiente imagen puedes observar que «danielgarmun.com» es el dominio, con el cual comienzan todas las URLs de las páginas de este sitio, «danielgarmun.com/navegadores-web» es la de esta página en concreto.

Dato extra: El candado previo a la URL indica que la web utiliza un método de encriptación que evita que nadie pueda conocer las acciones que estás realizando en ella.

Los sitios WEBs nos ofrecen, casi de forma inmediata, infinidad de tipos de información y productos: Buscadores, Noticiarios, Enciclopedias, Vídeos compartidos, Redes sociales, Televisión a la carta, Comercio a distancia, Banca remota, Enseñanza virtual… Pero no podríamos utilizar ninguno de ellos sin los Navegadores WEBs, en inglés WEB browsers, ellos son el portal de acceso a la WEB.

El Navegador WEB

Es un programa instalado en nuestro dispositivo digital, que nos permite acceder al contenido de todas las páginas de la WEB. A lo largo de los años, han evolucionado para adquirir una amplia gama de utilidades, como por ejemplo agendas, traductores o herramientas para hacer anotaciones entre muchas otras, esto los hace altamente personalizables y fáciles de usar. 

No debes confundir Navegador con Buscador, puesto que son cosas diferentes. Un buscador es un sitio WEB, como por ejemplo Google o Bing, utilizado por los Navegadores para buscar información.

Cada Navegador funciona gracias a dos motores, evidentemente su combustible no es gasolina sino código informático:

1. Motor de lógica, sirve para nuestras interacciones con la WEB, por ejemplo acceder a la aplicación de nuestro banco introduciendo el nombre de usuario y la contraseña. 

2. Motor de renderizado, utilizado para mostrar en pantalla el diseño visual de la página WEB. 

Conceptos fundamentales de la WEB

Que es una página WEB

Originariamente las páginas WEBs eran archivos informático codificados en un formato llamado HTML (Hipertext Markup Language). Únicamente mostraban texto informativo que podían contener enlaces a otros documentos relacionados para ampliar su información.

Primer sitio WEB

Con el tiempo surgió la necesidad de embellecer el contenido de las páginas WEBs y proporcionarles funcionalidades, para ello se inventaron otros dos tipos de códigos con los que enlazar a los documentos HTML:

1. CSS, que proporciona estilos a las páginas WEB, por ejemplo los diferentes tipos de letra, colores, márgenes, etc…

2. Javascripts, que permite manipular el contenido de las páginas o su presentación, como por ejemplo el despliegue de un menú secundario cuando pasamos el ratón por encima de un elemento del menú principal.

A parte de los tres tipos de archivos mencionados, un sitio WEB también se compone de otros recursos, como imágenes, música o vídeo.

Sistema de comunicación de la WEB

El sistema de comunicación de las páginas WEBs se conoce como CLIENTE-SERVIDOR. Nuestros dispositivos digitales se convierten en Clientes cuando navegamos por la WEB con ellos. Los Servidores son los ordenadores que almacenan los diferentes sitios WEBs. Ambos, cliente y servidor, se comunican por medio de un lenguaje llamado protocolo de transferencia de hipertexto (HTTP). Y la última pata de este sistema son las URLS que, como te he comentado anteriormente, son las direcciones únicas e irrepetibles para localizar cada página WEB.

Funcionamiento básico de la WEB

Sistema de comunicación CLIENTE-SERVIDOR

Cuando solicitamos acceso a una página WEB, enlazando desde otra, o escribiendo su URL en la barra de direcciones del Navegador, este emite una petición al servidor en donde está alojada.

Cuando la lógica del servidor aprueba la solicitud del cliente, comienza a enviarle una copia del contenido de la página en forma de pequeños trozos, llamados paquetes de datos, que el Navegador une para formar y mostrar la página WEB en nuestra pantalla.

Sistema de comunicación CLIENTE-SERVIDOR

Normas y estándares convenidos

Cómo imaginarás los códigos de los archivos de tipo HTML, CSS y Javascript, deberían ser entendidos por todos los Navegadores para poder reproducir la página WEB en cuestión. Sin embargo, al principio de la historia de la WEB, existían importantes diferencias entre los Navegadores. Esto provocaba que algunas partes de las páginas no se mostraran de la misma forma en unos que en otros, lo que suponía un gran problema para los desarrolladores WEB, que en ocasiones se veían obligados a crear un código diferente de la misma página para cada Navegador. Surgió así la necesidad de llegar a un convenio estándar para el funcionamiento de todos los Navegadores. Este se legisla por el World Wide WEB Consortium (W3C).

Por lo tanto, actualmente, se puede decir que la tecnología de los diferentes Navegadores ha alcanzado un gran nivel de coincidencia, por eso ahora es más fácil cambiar de uno a otro, manteniendo aplicaciones y extensiones. Quedan todavía detalles en los que mejorar, pero por lo menos se han establecido una serie de normas que mantienen un nivel de cumplimiento de estos estándares.

Los Orígenes de la WEB

1992, el científico británico Tim Berner Lee crea la WEB. Es un sistema que comunica entre sí, documentos con identificadores (URLs) a través de enlaces (Hipervínculos). Para que todo ello funcione, desarrolla el código HTML, el protocolo de comunicación HTTP y un programa para visualizarlas. Las primeras WEBs funcionan a través de texto. Los enlaces tienen una letra o letras destacadas que debemos introducir en una línea de comandos (en el pie de página) y pulsar ENTER para tener acceso a la página relacionada con dicho enlace. Puedes ver una simulación de la primera WEB de la historia haciendo clic en el siguiente botón.

Tim Berner Lee
Tim Berner Lee, creador de la WEB

1993, nace Mosaic, primer Navegador gráfico, producto académico de la Universidad de Illinois, que permite saltar de un documento a otro haciendo click con el ratón en los enlaces, de la misma forma que en la actualidad.

1994, los desarrolladores de Mosaic fundan Netscape, primer Navegador bien optimizado, que por varios años es el más conocido. Netscape, al contrario que otras comunidades de Internet cerradas, ofrece acceso libre a todo servidor que entienda el protocolo HTTP, este hecho lo populariza entre el ciudadano de a pie. En octubre, se crea la World Wide Web Consortium (W3C) para establecer las reglas básicas o estándares que unifican cual será el correcto funcionamiento de la WEB.

1995, Microsoft desarrolla Internet Explorer para competir con Netscape y, entre ellos dos comienza la famosa “Guerra de los Navegadores”, en la que vence Internet Explorer usando estrategias desleales, pero esa es otra historia. Tal fue su monopolio a partir de entonces, que la mayoría de las personas piensan que su logotipo es el de Internet. Netscape cayó en picado, pero antes de cerrar crea la fundación Mozilla. Poco a poco aparecen otros Navegadores que irán mejorando hasta nuestros días.

Guerra de los navegadores

Navegadores más conocidos y utilizados en la actualidad

Navegador Opera

Opera (1996)

Creado por la empresa noruega Opera Software, es el primero que introdujo pestañas. Exige pocos recursos a los Sistemas Operativos, por lo que normalmente funciona a pleno rendimiento en cualquier tipo de dispositivo. Entre sus diferentes opciones, su manejo por voz está muy bien conseguida. Posee una interfaz fácil de manejar y con un diseño muy original. Sus actualizaciones no son tan frecuentes como las de otros Navegadores.

Navegador Safari

Safari (2003)

Es el Navegador que Apple instala en todos sus dispositivos. Ofrece la posibilidad de sincronizarse con todo el “mundo Apple”, como por ejemplo el sistema de almacenamiento en la nube iCloud. Es veloz y tiene un diseño bastante sencillo de utilizar. Únicamente es compatible con los dispositivos Apple y, por ahora, tiene menos extensiones y funcionalidades que la mayoría

Firefox Navegador WEB

Firefox (2004)

Concebido por la fundación Mozilla a partir del código fuente de Netscape. Es el tercero en número de usuarios, aproximadamente un 7% del total. Tiene un rendimiento muy bueno y se actualiza asiduamente, gracias a esto mantiene mejoras continuas. Está provisto de un gran número de extensiones y de multitud de opciones para personalizarlo. En su filosofía está bastante integrada la protección de la privacidad. De forma general no es lento, pero ante altas exigencias su velocidad se puede venir abajo.

Google Chrome Navegadro WEB

Google Chrome (2008)

Desde su aparición, fue desbancando poco a poco a Internet Explorer como el Navegador WEB más usado, cosa que sigue manteniendo en la actualidad con el 70 % de la cuota de mercado. Es una especie de híbrido entre Navegador y Sistema Operativo. Está muy bien optimizado para la sincronización entre la amplia gama de aplicaciones en red de Google, entre ellas su famosísimo buscador. Manejable, sumamente intuitivo y muy rápido, a esto debemos sumar su gran cantidad de extensiones que lo hacen muy completo y personalizable. Se actualiza muy a menudo y existen versiones para Windows, Linux, Android, iOS, OS X y macOS. Cada pestaña abierta arranca un proceso independiente que consume recursos, lo que puede provocar algún fallo en equipos poco potentes.Tiempo después su nacimiento, Google liberó su código fuente, que denominó “Chromium”, desde entonces se ha utilizado como base para el desarrollo de otros Navegadores. 

Vivaldi Navegador WEB

Vivaldi (2015)

Desarrollado por Vivaldi Technologies, una compañía fundada por Jon Stephenson von Tetzchner, uno de los creadores de Opera. Está muy centrado en la privacidad, para ello utiliza un buscador llamado DuckDuckGo que no guarda el historial ni los datos locales asociados con la navegación.Tiene una interfaz de usuario minimalista, con iconos y fuentes básicas, posee una combinación de colores que cambia según en el fondo y el diseño de la página WEB visitada. Permite personalizar y adaptar el aspecto de los elementos de interfaz de usuario, tales como color de fondo, tema general, la barra de direcciones… Además, para reducir el consumo de memoria, tiene un sistema de gestión de pestañas elegante y efectivo.

Brave Navegador WEB

Brave (2016)

Fue fundado por Brendan Eric, creador del lenguaje JavaScript y cofundador de Mozilla, con la idea de “arreglar” muchos de los problemas de la WEB. Es un Navegador sumamente rápido con un sistema de seguridad extraordinariamente avanzado. Prácticamente no deja ningún rastro de nuestra navegación en la WEB. Por contrapartida, tiene menos actualizaciones y extensiones que la mayoría de sus competidores.

Edge Navegadro WEB

Microsoft Edge (2020)

Nació para sustituir de forma definitiva a Internet Explorer, que en su momento llegó a ser todopoderoso dentro de la WEB. En poco tiempo se ha encaramado a la segunda posición en número de usuarios con un 8 % del total. Viene instalado por defecto en Windows 10. Una de sus características es la sencillez de toda su interfaz. Sus ajustes de seguridad son muy fáciles de optimizar. Además, con cada actualización mejora su rendimiento.Tiene bastantes extensiones, esto lo convierte en altamente personalizable. Es muy joven aún, por lo que necesita de ajustes en muchos sentidos, pero todo parece indicar que va a ser un duro competidor para Chrome en los próximos años. Por cierto, paradójicamente, está basado en Chromium, el código base de Chrome.

Conclusión

Navegar por la WEB, se ha convertido en algo imprescindible hoy en día, no solo para buscar información sino para utilizar aplicaciones muy útiles sin tener que instalarlas en nuestro dispositivo digital. Por lo que, desarrollar formas eficaces de utilizar la WEB es fundamental para poder ir accediendo poco a poco al enorme potencial que nos ofrece, tanto en el ámbito profesional como en el personal.

Los Navegadores actuales nos ofrecen alta velocidad para funciones específicas, facilidad para incorporar herramientas adicionales y ayudas para conservar la privacidad. Es difícil equivocarse eligiendo alguno, puesto que la mayoría son muy similares en prestaciones.

Siempre fue sencillo manejar las funciones básicas de un Navegador, pero además, hoy en día, conociéndolos un poco más a fondo puedes sacarles un partido que ni imaginarías hace algunos años. Es por ello que te animo a que explores en sus ajustes y extensiones, es un pequeño esfuerzo que merece la pena realizar.

2 comentarios en “Un océano lleno de oportunidades”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba