Ejercicio físico periódico

El actividad física es inherente al ser humano. Sin ella, muchas de nuestras funciones vitales estarían mermadas. No voy a entrar en detalles técnicos porque, aunque me he informado mucho sobre el tema, solo podría hablar de oídas sobre el tema y ese no es mi estilo.

Aunque existen otros matices influyentes, como base de partida podemos utilizar la premisa de que una persona sedentaria es mucho más propensa a tener malestares físicos y mentales que se mueva de forma periódica.

Cualquier cosa en exceso es perjudicial, por lo que tampoco es cuestión de ponerse a correr una maratón o intentar levantar 100 kilos para ponernos en forma. Empezar por lo mínimo y llevar una progresión firme es la forma que mejor funciona para introducir algo nuevo en nuestras vidas.

Existe una parte fisiológica y otra psicológica en la práctica de actividad física.

En la sociedad actual no tenemos que movernos mucho para satisfacer las necesidades básicas de supervivencia. El alimento lo conseguimos en el supermercado de la esquina, si las condiciones climáticas no son buenas nos metemos en casa, por lo general no nos acechan peligros de los que tengamos que huir ni luchamos para defender nuestro territorio, las máquinas reducen nuestros esfuerzos físicos en los trabajos…

Si no existe una fuerte motivación como las que he mencionado anteriormente, nuestra mente y cuerpo se resistiran a ejecutar cualquier tipo de ejercicio físico, tenemos que preservar la máxima energía posible, por si acaso. Por eso es tan difícil la tarea de mantenerse en buena forma hoy en día.

Por lo que una vez más entra en lucha el razonamiento antinatural de «tenemos que movernos para estar más sanos», con el instinto de «si no existe una necesidad, para que vamos a levantar el culo del sofá».

La buena noticia es que, fuera de las exigencias esenciales de supervivencia, existen otros acicates que activan nuestro cuerpo como la música, el juego y la perspectiva de recompensas en forma de resultados.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *