¿Qué es el bienestar?

El bienestar absoluto es el estado de equilibrio corporal y emocional que ansía alcanzar todo ser humano. De forma teórica podría conseguirse por medio de la salud total y del sentimiento completo de paz y armonía. El polo opuesto es el más tremendo derrumbamiento físico y mental que podamos llegar a imaginar.

Ambos extremos son imposibles de alcanzar de forma permanente. Por lo tanto, todos los estadios intermedios componen los distintos niveles del equilibrio del bienestar. Estos se manifestaran de forma cambiante a lo largo de toda nuestra vida.


Te propongo hacer un ejercicio sencillo:

  1. Selecciona un momento de tu vida en el que te hayas sentido mejor que nunca. Tómate tiempo e intenta rememorarlo sintiendo lo mismo, retenlo un minuto en tu memoria antes de seguir leyendo…
  2. Ahora piensa la peor circunstancia de sufrimiento que has tenido que soportar, concéntrate bien en ella recordando todos los detalles que puedas…
  3. Trata de calmar tu mente poco a poco y reflexiona sobre las dos situaciones.

Desde luego es imposible que sientas lo mismo que en aquellas circunstancias tan solo con el recuerdo, pero esto no importa. El propósito del ejercicio era que descubrieras cuáles son el máximo y mínimo equilibrio de bienestar que has experimentado, porque estas sensaciones son muy personales y no se pueden medir ni explicar en términos generales.


Te mentiría si te dijera que conozco las herramientas para poder adquirir el máximo equilibrio de bienestar y mantenerlo por toda la eternidad, aunque puede que algún día alguien lo consiga y sea maravilloso, pero es poco probable. Ni la persona más alegre que conozcas puede asegurar que jamás ha tenido o tendrá estados de sufrimiento.


El principal objetivo del ser humano es sobrevivir en unos estados de bienestar lo más equilibrados posibles según las circunstancias que se presenten. Habrá momentos, días o incluso temporadas en los que todo se tambalea y desestabiliza, pero teniendo unos pilares sólidos donde apoyar nuestro bienestar, es más fácil volver a equilibrarlo para recuperar niveles elevados de estabilidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *