Lagrimas en el cielo

Dicen que enterrar a un hijo es lo más doloroso que puede sucederle a un ser humano puesto que va contra la lógica de la vida misma. Erick clapton escribió este tema en 1991 inspirado en el dolor que sentía por haber perdido a su hijo Connor cuando solo tenía 4 años.
La canción es preciosa, su magistral melodía acompaña perfectamente a su melancólica pero a la vez esperanzadora letra.

LETRA ORIGINAL

Would you know my name
If I saw you in heaven?
Would it be the same
If I saw you in heaven?

I must be strong
And carry on
Because I know I don’t belong
Here in heaven

Would you hold my hand
If I saw you in heaven?
Would you help me stand
If I saw you in heaven?

I’ll find my way
Through night and day
Because I know I just can’t stay
Here in heaven

Time can bring you down
Time can bend your knees
Time can break your heart
Have you begging please
Begging please

Beyond the door
There’s peace I’m sure
And I know there’ll be no more
Tears in heaven

Would you know my name
If I saw you in heaven?
Would it be the same
If I saw you in heaven?

I must be strong
And carry on
Because I know I don’t belong
Here in heaven

LETRA EN ESPAÑOL

¿Sabrías mi nombre
si te viese en el cielo?
¿Sería lo mismo que antes
si te viese en el cielo?

Debo ser fuerte,
y seguir adelante,
porque sé que no encajo 
aquí en el cielo.

¿Me tomarías de la mano
si te viese en el cielo?
¿Me ayudarías a mantenerme en pie
si te viese en el cielo?

Encontraré mi camino
cruzando la noche y el día,
porque sé que no puedo quedarme
aquí en el cielo.

El tiempo puede hacerte caer,
el tiempo puede hacer que te arrodilles,
el tiempo puede romperte el corazón,
tenerte suplicando por favor,
suplicando por favor.

Más allá de la puerta,
hay paz, estoy seguro,
y sé que no habrá más 
lágrimas en el cielo.

¿Sabrías mi nombre
si te viese en el cielo?
¿Sería lo mismo que antes
si te viese en el cielo?

Debo ser fuerte,
y seguir adelante,
porque sé que no encajo 
aquí en el cielo.

Mensaje principal:

Tras la muerte de un ser querido aparece un natural deseo imposible de reencontrarse con él, pero la única respuesta útil es la de la aceptar y darse aliento a uno mismo. Eric reflexiona sobre el dolor que está sufriendo pero se recuerda que no puede perder la esperanza de volver a sentirse bien.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *